Tasación de viviendas para préstamos hipotecarios

Tasar la vivienda a adquirir es un requisito indispensable a la hora de pedir una hipoteca.

Para adquirir una casa o venderla es importante solicitar una tasación de la vivienda. La tasación nos sirve para conocer con exactitud el valor del inmueble si tenemos pensado ponerlo en venta o bien a la hora de pedir una hipoteca si queremos comprarlo. Se trata de un trámite sobre todo habitual entre aquellos que buscan financiación para su vivienda.

La tasación hipotecaria determinará el valor de la vivienda y, con ello, la entidad financiera podrá conceder un préstamo hipotecario en función de dicho valor. En la actualidad, los bancos conceden sus hipotecas financiando hasta un 80% del valor de tasación. Dicha tasación puede ser aportada por el cliente, aunque lo habitual es que sea la entidad bancaria quien la realice. Para que sea vigente, no debe tener una antigüedad superior a 6 meses.

¿Qué factores influyen en la tasación hipotecaria?

A la hora de determinar el valor de tasación de una vivienda son muchos los aspectos que influyen en el mismo, a saber: la ubicación de la casa, los metros de superficie, su estado de conservación… A continuación detallamos los más importantes:

  • Superficie: El tamaño de la vivienda, así como el número de habitaciones y cuartos de baño, son fundamentales, además de su distribución. Hay que tener en cuenta que los metros cuadrados no valen lo mismo en todas las viviendas, depende de si el piso está reformado, su estado de conservación, etc.
  • Antigüedad: Por norma general, una vivienda nueva siempre tendrá mayor valor que una antigua.
  • Conservación: Además de los años de la vivienda, su conservación es igualmente importante. Se tiene en cuenta si el piso necesita una reforma o está recién reformado.
  • Materiales de construcción: La calidad de los materiales empleados en la vivienda también cuenta: los tipos de acabados, si tiene instalación de aire acondicionado, calefacción, etc.
  • Edificación: En este apartado se tiene en cuenta los complementos que envuelven la vivienda, es decir; la existencia de ascensor, si dispone de zonas comunes, los tipos de acceso…
  • Iluminación y orientación: Otro aspecto muy importante es la orientación de la vivienda. Esto determinará no solo la temperatura del piso, sino también su iluminación. Una vivienda con mucha luz natural obtendrá mejor valoración, al igual que si dispone de buenas vistas.
  • Distribución: Además del número de habitaciones que tenga el piso, el tasador tendrá en cuenta que dichas habitaciones cuenten con una distribución razonable.
  • Entorno: Los alrededores del piso también cuentan. Si la vivienda está próxima a supermercados, farmacia, centros comerciales, zonas de jardín, transporte público… influirá positivamente en la tasación hipotecaria.
  • Ventas recientes: Por último, el historial de ventas de otras viviendas situadas en la misma zona también ayuda a perfilar la tasación.

Recuerda que una vez realizada la tasación hipotecaria, solo tendrá una validez de 6 meses. Aunque la tasación es un requisito a la hora de solicitar un préstamo hipotecario, también es la forma más recomendable de valorar la vivienda que queremos comprar y saber si estamos pagando el precio adecuado. En Financiación Para Funcionarios ponemos a tu disposición este servicio de tasación de vivienda con el fin de ayudarte a conseguir la mejor financiación hipotecaria.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES. Pinche en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola👋, ¿podemos ayudarte?
Escríbenos por WhatsApp y te respondemos al momento.
Powered by