Crédito puente: qué es, cómo funciona y cuándo solicitarlo

Los créditos puente o préstamos puente son un tipo de financiación temporal que se solicita cuando existe necesidad inmediata de financiación y cuya validez expira cuando se formaliza el crédito definitivo, siempre con la garantía de un ingreso futuro del prestatario o deudor.

Características de los créditos puente:

  • Necesidad inmediata de financiación.
  • Carácter temporal: se trata de un préstamo transitorio.
  • Garantía de ingresos futuros por el prestatario, que asegure la devolución del crédito.

 

Cuándo solicitar un crédito puente

Los créditos puente son un tipo de producto financiero utilizado especialmente para la adquisición de nuevas viviendas cuando la persona no dispone del tiempo suficiente para vender previamente su actual residencia.

Así pues, estos préstamos-puente permiten:

  • Comprar una nueva vivienda que puede no estar construida todavía pero se necesita adelantar una señal anticipada para sufragar la entrada y los pagos al promotor.
  • Conseguir más tiempo para vender la vivienda actual y no tener que malvenderla para adquirir la nueva casa.

Cómo funcionan los créditos puente

Al solicitar un préstamo puente, la entidad financiera integra en un único crédito tanto la hipoteca de la vivienda actual como el préstamo puente. No obstante, hay que tener en cuenta que sobre la hipoteca se paga el principal más intereses, mientras que sobre el préstamo puente solo se pagan los intereses. Normalmente, la entidad fija un plazo de tiempo máximo para vender la vivienda actual (llamado periodo de carencia) y, una vez vendida, se suprime el crédito vinculado a esa vivienda y el crédito puente. Hecho esto, se formaliza el crédito hipotecario definitivo para la nueva vivienda.

 

¿Y si no vendo la vivienda actual?

Es posible que, finalizado de periodo de carencia, no hayas conseguido vender tu vivienda actual. En tal caso, el deudor tendrá que devolver en su totalidad el dinero que le fue entregado al solicitar el crédito puente, con sus intereses correspondientes, así como el crédito de la vivienda actual.

Ventajas e inconvenientes de los préstamos puente

La gran ventaja del crédito puente es que te permite comprar una nueva casa, sin tener que agobiarte ni malvender tu residencia actual, ganando el tiempo necesario para hacer el cambio. Además, durante el tiempo de carencia, aunque estarás pagando el crédito hipotecario actual y el crédito puente, recuerda que del crédito puente solo pagarás los intereses; es decir, realmente, estarás devolviendo un solo crédito.

El gran inconveniente es que, en caso de no vender la vivienda actual, estarás obligado a devolver el crédito puente con sus intereses, además del primer crédito hipotecario. Es por eso que se considera una operación de riesgo para las entidades financieras y por ello el tipo de interés suele ser más alto de lo normal y los requisitos para que te lo concedan suelen ser mayores.

Hipoteca puente, ¿es lo mismo?

Por último, a modo de apunte, diremos que el término “hipoteca puente” no existe como tal. Se trata de una expresión popular que se utiliza especialmente cuando el crédito puente se solicita para comprar una vivienda nueva que todavía está en construcción.

Si estás interesado en este u otro producto financiero para adquirir una vivienda, en FPF puedes consultarnos y te asesoraremos desde el principio para tramitarlo con la mayor rapidez.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES. Pinche en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola👋, ¿podemos ayudarte?
Escríbenos por WhatsApp y te respondemos al momento.
Powered by