Financiar las vacaciones de verano

¿Qué opciones existen a la hora de financiar las vacaciones de verano?

Consejos para financiar vacaciones sin empobrecernos

Con la llegada del verano todos comenzamos a planificar las ansiadas vacaciones y, todo es perfecto, hasta el momento de plantearnos cómo cubrir los gastos. Lo ideal sería utilizar la paga extra o los ahorros generados mes a mes. Pero siendo realistas, una gran mayoría solo podremos disfrutar de la escapada perfecta recurriendo a los préstamos para vacaciones.

Cómo financiar vacaciones con acierto

En el mercado existen diferentes opciones para conseguir préstamos de verano, para saber cual es el que mejor se adapta a nuestras posibilidades es importante comprobar el tipo de interés al que está sujeto. La fórmula más simple de conocer lo que nos va a costar los préstamos de verano es realizar la suma de las cantidades que hemos de amortizar y hacer una comparativa con la cantidad que se ha solicitado. Sobra decir que también es de gran ayuda planificar nuestra situación financiera con el fin de evitar los impagos o el endeudamiento excesivo. Como última recomendación, leer minuciosamente las condiciones del préstamo para vacaciones antes de firmarlo.

Modalidades de préstamos para vacaciones

Si estamos decidido a solicitar un préstamo para financiar vacaciones, las diferentes alternativas a las que podemos recurrir son:

  • Financiación en agencias de viajes.
  • Préstamo personal.
  • Aplazamiento de pago con tarjeta de crédito.
  • Minicréditos.
  • Créditos rápidos.

Financiación en agencias de viajes: Es una de las opciones más cómodas y económicas ya que suelen ofrecer préstamos para vacaciones sin intereses. Solo cobran una pequeña comisión por la tramitación y gestión de la apertura del crédito.

Préstamo personal: Dependiendo de la entidad financiera, esta opción implica un coste adicional entre el 7% y el 10%.
Aplazamiento de pago con tarjeta de crédito: Es un alternativa poco recomendable ya que suelen cobrar más de un 20% de interés anual.
Minicréditos Se utilizan para cantidades pequeñas que hay que devolver en 30 días, no piden justificación de ingresos, son muy rápidos y se conceden la mayoría de peticiones. Como contrapartida, el interés cobrado es muy alto, puede llegar a alcanzar el 45%.
Créditos rápidos: Son una variante de los minicréditos. Financian una cantidad mayor en un plazo de devolución de hasta 24 meses. Por su rapidez es una de las alternativas más usada para solicitar préstamos de verano.
Si eres funcionario, te animamos a consultar tu financiación con FPF y descubrir las ventajas de nuestros convenios con los principales bancos nacionales.

 

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES. Pinche en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola👋, ¿podemos ayudarte?
Escríbenos por WhatsApp y te respondemos al momento.
Powered by